Lucas Simoniello

Declaración de Interés Histórico y parte del patrimonio cultural de la ciudad al Edificio del Correo Central

Declaración de Interés Histórico y parte del patrimonio cultural de la ciudad al Edificio del Correo Central

PROYECTO DE ORDENANZA

Artículo 1°.- Declárase de Interés Histórico y parte del patrimonio cultural de la ciudad de Santa Fe, al Edificio del Correo Central, ubicado en la Avenida 27 de Febrero Nº 2331, identificado como Parcela N° 101102006500001, Lote ABCDA del Plano de Mensura N° 20794/1956, Partida Inmobiliaria N° 10-11-03 107802/0001.

Artículo 2°.- Dispónese la intervención de la Comisión Municipal del Patrimonio Cultural, cuyo dictamen no será vinculante, para que esta afectación quede comprendida en el registro especial previsto en el Capítulo 1º artículo 2º inciso a) de la Ordenanza Nº 10.115.

Artículo 3.- Comuníquese la presente a entidades nacionales y provinciales con competencia específica en asuntos relacionados al patrimonio cultural y a la preservación de monumentos y sitios históricos.

Artículo 4°.- Comuníquese al Departamento Ejecutivo Municipal.

Santa Fe, octubre del 2020.-

FUNDAMENTOS

Concejales y Concejalas:

Mediante el presente proyecto de resolución se pretende declarar de Interés Histórico y parte del patrimonio cultural de la ciudad de Santa Fe, al Edificio del Correo Central, ubicado en la Avenida 27 de Febrero Nº 2331, identificado como Parcela N° 101102006500001, Lote ABCDA del Plano de Mensura N° 20794/1956, Partida Inmobiliaria N° 10-11-03 107802/0001.

Asimismo, se dispone la intervención de la Comisión Municipal del Patrimonio Cultural, la cual podrá confeccionar un dictamen no vinculante para que se incorpore dicha afectación al registro especial previsto en el Capítulo 1º artículo 2º inciso a) de la Ordenanza Nº 10.115.

Por su parte, el edificio de la Administración de Correos y Telecomunicaciones de Santa Fe, mayormente conocido por el nombre de Correo Central, fue diseñado a principios de la década de 1950 por los arquitectos J.M. Spencer y W. Finkbeiner y se encuentra emplazado estratégicamente frente al puerto, en frente de la plazoleta Blandengues, a escasos metros del microcentro santafesino.

El valor histórico patrimonial del edificio viene dado no sólo por su emplazamiento singular, sino por su arquitectura, que constituye un exponente clarísimo de los principios funcionalistas de la Arquitectura Moderna.

La diferenciación de actividades manifestada en los volúmenes de la obra -un basamento para las actividades de atención al público en relación a la vía pública y la placa para oficinas administrativas-, la estructuración del programa de necesidades a partir del reconocimiento de las funciones básicas, con un criterio de máximo rendimiento de los espacios, la adopción de la planta libre, el uso del hormigón armado, la modulación de elementos y de espacios, la adopción de formas puras, los aventanamientos corridos, parasoles, terrazas incluidas dentro del volumen prismático y el mural decorado son elementos que nos hablan de la fuerte impronta corbusierana y su llegada a nuestro país en el contexto de difusión internacional de los postulados del funcionalismo, en la segunda posguerra. 

En el mismo sentido, su valoración se acrecienta si tenemos en cuenta que este edificio integró una serie de intervenciones realizadas por la Empresa Nacional de Correos y Telecomunicaciones en diversas ciudades del país, por lo que esta decisión proyectual expone una voluntad del servicio postal estatal de aquel momento, de adoptar una expresión arquitectónica de vanguardia, ligada a preceptos de modernidad y eficiencia.

En cuanto a su proceso constructivo, debemos destacar también que la nobleza de los materiales utilizados para su construcción ha quedado demostrada por su calidad ante el paso de alrededor de setenta años sin mayores deterioros, a pesar de la falta de mantenimiento.

Por ello creemos necesario su protección patrimonial, por su valor histórico, por la importancia arquitectónica y por su integración al plan nacional mencionado en el párrafo precedente.

Asimismo, a través de la declaración que se pretende no sólo se protege el inmueble sino que además se permite una posterior intervención, restauración y puesta en valor dentro de los parámetros normativos de la Ordenanza N° 10.115, aun no cumpliendo el requisito de antigüedad de 80 años, de carácter genérico y preventivo hasta tanto la Comisión Municipal de Defensa del Patrimonio Cultural produzca el dictamen particular sobre cuya base el Departamento Ejecutivo Municipal determinará y propondrá su afectación definitiva al patrimonio municipal.

Creemos que basarnos en dicho requisito sería un tema meramente burocrático dejando de lado las cuestiones que adquieren relevancia en torno al significado y valor del edificio que anteriormente mencionábamos, brindando protección sobre eventuales demoliciones o restauraciones que no tengan en cuenta el diseño arquitectónico original.

Igualmente, cabe mencionar que esta obra integra el libro “Inventario: 200 obras del patrimonio arquitectónico de Santa Fe”, Ediciones UNL, en su capítulo V-Período Moderno (1930- 1960), constituyéndose como ficha Nº 122. El inventario trasciende los planos del documento histórico, que refleja los momentos principales de la construcción de una ciudad, en busca de difundir los valores del patrimonio urbano-arquitectónico de nuestra ciudad.

Finalmente, hemos de tener en cuenta que en varias oportunidades se han anunciado varias licitaciones por obras para remodelación y restauración del edificio del Correo Central que no han sido realizadas, por diversos motivos, con lo cual creemos menester un compromiso real que proponemos a través del presente proyecto, ejecutando acciones tendientes a una verdadera puesta en valor del edificio.

Por lo expuesto solicito a mis pares el acompañamiento necesario para la aprobación del presente proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *